Qué es la Teoría de las Inteligencias Múltiples

La teoría de las inteligencias múltiples fue diseñada por el psicólogo estadounidense Howard Gardner para contrarrestar el paradigma de la inteligencia única.

Gardner propuso que la vida humana requiere el desarrollo de varios tipos de inteligencia. Por lo tanto, Gardner no entra en conflicto con la definición científica de “la capacidad de resolver problemas o producir bienes valiosos”.
multi-inteligencia
Howard Gardner de la prestigiosa Universidad de Harvard (Howard Gardner) y sus colaboradores advirtieron que la sabiduría académica (obtener títulos y calificaciones; desempeño académico) no es el factor decisivo para comprender la sabiduría de una persona.

Un buen ejemplo de este tipo de pensamiento se ha observado entre personas que, a pesar de su excelente desempeño académico, aún tienen grandes problemas en sus interacciones con los demás u otros aspectos de la gestión de su vida. Gardner y sus colaboradores pueden estar seguros de que Stephen Hawking no tiene mayor inteligencia que Leo Messi, pero cada uno de ellos ha desarrollado un tipo de inteligencia diferente.
Por otro lado, Howard Gardner señaló que en circunstancias obvias, las habilidades cognitivas de las personas están muy desarrolladas, mientras que en otros casos, las capacidades cognitivas de las personas son pobres: este es el caso de los expertos. Por ejemplo, Kim Peek es un ejemplo de persona talentosa. Aunque su capacidad de razonamiento general es deficiente, puede recordar casi todos los detalles del mapa y todo el libro.

Estas circunstancias anormales hicieron que Gardner creara que la inteligencia no existe, pero de hecho hay mucha inteligencia independiente.

Las inteligencias se segmentan en 8 naturalezas

La investigación de Howard Gardner logró identificar y definir hasta ocho tipos diferentes de inteligencia. Aprenderemos más sobre cada tipo de inteligencia propuesto por la teoría de las inteligencias múltiples de Gardner a continuación.

Inteligencia lingüística

La capacidad de dominar el idioma y comunicarse con los demás se ha extendido a todas las culturas. Desde muy pequeños, aprendemos a comunicarnos de forma eficaz en nuestra lengua materna.

LEER  La enseñanza online en época de Coronavirus

La inteligencia lingüística no solo se refiere a la capacidad de comunicación oral, sino que también se refiere a otros métodos de comunicación, como la escritura y los gestos.

Aquellos que saben comunicarse mejor tienen una excelente inteligencia lingüística. Los profesionales que destacan por este tipo de inteligencia pueden ser políticos, escritores, poetas, periodistas, actores, etc.

Inteligencia matemática lógica

Durante décadas, la inteligencia lógica y matemática se consideró inteligencia primitiva. Es el eje principal del concepto de inteligencia y se utiliza como vara de medir para medir qué tan inteligente es una persona.

Como sugiere el nombre, esta inteligencia está relacionada con la capacidad de razonar y resolver problemas matemáticos. La velocidad de resolución de estos problemas es un indicador de cuánta inteligencia lógica y matemática tiene.

El conocido test de IQ se basa en este tipo de inteligencia y, en menor medida, en la inteligencia del lenguaje. Los científicos, economistas, académicos, ingenieros y matemáticos suelen ser buenos en este tipo de inteligencia. De manera similar, los jugadores de ajedrez también necesitan habilidades lógicas para desarrollar mejores estrategias de juego que sus oponentes y para predecir sus movimientos.

Inteligencia espacial

También conocida como inteligencia visuoespacial, es la capacidad de observar el mundo y los objetos desde diferentes ángulos. En este tipo de inteligencia deben destacar los ajedrecistas, los profesionales del campo de las artes visuales (pintores, diseñadores, escultores, etc.) y los taxistas, que deben tener un soberbio mapa mental de las ciudades por las que pasan.

Las personas que son buenas en este tipo de inteligencia suelen tener la capacidad de crear imágenes mentales, dibujar y detectar detalles y tener una estética personal. En este tipo de información podemos encontrar pintores, fotógrafos, diseñadores, publicistas, arquitectos, creativos, etc.

Inteligencia musical

La música es un arte universal. Todas las culturas tienen algún tipo de música más o menos bien elaborada, lo que hace que Gardner y sus colaboradores comprendan que hay una sabiduría musical subyacente en todos.

Ciertas áreas del cerebro realizan funciones relacionadas con la interpretación y composición de la música. Como cualquier otro tipo de inteligencia, se puede entrenar y perfeccionar.

LEER  Preguntas que debemos hacernos a la hora de cursar un Máster

Sin duda, los más dotados de este tipo de inteligencia son aquellos que saben tocar instrumentos musicales, leer y escribir obras musicales con facilidad.

Inteligencia física y cinestésica

 

Las habilidades físicas y motoras necesarias para procesar herramientas o expresar ciertas emociones representan un aspecto importante de todos los desarrollos culturales de la historia.

La capacidad de utilizar herramientas se considera inteligencia corporal cinestésica. Por otro lado, hay algunas habilidades más intuitivas que se deben seguir, como usar la inteligencia física para expresar sentimientos físicos.

Bailarines, actores, deportistas e incluso cirujanos plásticos y creadores son muy buenos en este tipo de inteligencia, porque todos ellos deben utilizar sabiamente sus habilidades físicas.

Inteligencia interpersonal

La inteligencia interpersonal se refiere a la inteligencia que nos permite comprender y controlar nuestro entorno interno en términos de regulación emocional y concentración.

Las personas que son buenas en la comunicación interpersonal pueden adquirir sus propios sentimientos y emociones y reflexionar sobre estos elementos. Según Gardner, esta inteligencia también le permite profundizar la introspección y comprender por qué está en el status quo.

Por otro lado, no solo saber alejarse de la situación para eliminar la depresión de los eventos afectados por las emociones negativas, sino también saber reconocer los propios sesgos de pensamiento son muy útiles para mantener un buen sentido de la felicidad y desempeñarse mejor en todos los aspectos de la vida.

Inteligencia interpersonal

Las habilidades interpersonales nos permiten notar cosas que otros no pueden percibir. Es una especie de inteligencia que nos permite interpretar palabras o gestos, o el propósito y objetivo de cada voz. Además de la continuidad introversión-extroversión, las habilidades interpersonales también pueden evaluar la capacidad de empatizar con los demás.

Para las personas que trabajan con equipos grandes, esta es una inteligencia muy valiosa. Si tiene (y desarrolla) habilidades interpersonales, la capacidad de descubrir y comprender la situación y los problemas de los demás es mucho más fácil. Los datos personales de profesores, psicólogos, terapeutas, abogados y educadores suelen puntuar alto en este tipo de inteligencia descrita en la teoría de las inteligencias múltiples

LEER  Cómo se juega al Ajedrez: Origen, Reglas y sus Beneficios

Inteligencia natural

Según Gardner, la inteligencia natural nos permite detectar, distinguir y clasificar aspectos relacionados con el medio, como especies vegetales y animales o fenómenos relacionados con el clima, la geografía o los fenómenos naturales.

Esta inteligencia se agregó más tarde a la investigación original de Gardner sobre inteligencias múltiples, especialmente en 1995. Gardner cree que es necesario incluir esta categoría porque es una de las inteligencias básicas para la supervivencia humana (o de cualquier otra especie), y esto conduce a la evolución.

Cabe destacar que si bien para Gardner el desarrollo de este tipo de inteligencia es promover el uso creativo de los recursos que nos brinda la naturaleza, en la actualidad su uso no se limita a entornos sin edificaciones artificiales. También pueden “explorar” de la misma manera.
Gardner afirma que todas las personas son dueñas de cada uno de los ocho tipos de inteligencia, aunque cada tipo es más prominente en algunos aspectos que en otros, y ninguno de los ocho tipos es mejor que otro. Importante o valioso. Generalmente, no importa en qué profesión te dediques, necesitas dominar gran parte de ella para afrontar la vida. Después de todo, la mayoría de los trabajos requieren el uso de la mayoría de los tipos de inteligencia.

La educación en el aula se dedica a proporcionar contenido y procedimientos, con un enfoque en la evaluación de los dos primeros tipos de inteligencia: lenguaje y matemáticas lógicas. Sin embargo, esto es completamente insuficiente en proyectos que educan a los estudiantes en todo su potencial. Debido a la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner, la necesidad de cambiar el paradigma educativo ha generado controversia.
Por otro lado, Howard Gardner señaló que el foco de su teoría no son los ocho tipos de inteligencia que propuso, sino la conceptualización de la cognición humana como procesos paralelos, que son relativamente independientes entre sí. Por ello, repetidamente señaló que puede que no sean las inteligencias múltiples que sugirió, sino otras inteligencias que no consideró u otras inteligencias que agrupó bajo el nombre de una sola inteligencia.