Bellas artes y manualides: sectores beneficiados por el COVID-19

No hay duda que la pandemia debida al COVID-19 ha impactado en todos los aspectos de nuestras vidas y rutinas, hasta límites impensables hace apenas unos meses. Como ya hemos analizado desde diferentes perspectivas previamente, valoramos en anteriores artículos los cambios y novedades que se han dado durante este año 2020. Probablemente, la disrupción tecnológica ha sido la gran protagonista, junto con la investigación y ciencia, específicamente la relativa a sanidad. Sin embargo, otros sectores han visto una gran evolución y difusión. Es el caso de las bellas artes y manualidades.

El confinamiento general ha sido más llevadero Gracias a las manualidades y formas de expresión artísticas: dibujo, pintura, o incluso escritura y redacción.

En este contexto, el sector retail de bellas artes y manualidades está viendo una transformación, no solo por el público objetivo al que se dirigen, donde han pasado de un perfil segmentado, a un mercado mucho más heterogéneo y con intereses y gustos muy diferentes.

Art kiosko es una tienda de bellas artes y manualidades referente nos cuentan como les ha afectado esta realidad y como su mayor segmento ha dejado de ser el profesional mientras que las ventas a particulares se han triplicado este año.

El cambio de mentalidad y rutinas nos ha forzado a buscar fuentes de expresión y entretenimiento alternativas, y en ese segmento, son alternativas claras. Es de esperar que la tendencia siga al alza y que las nuevas aficiones y gustos se prolonguen y mantengan en el tiempo, incluso después de que finalice esta pandemia.

la cancelación de clases escolares y universitarias, unido al patrón económico general ha impactado el mercado, sin embargo, el segmento minorista ha experimentado un espectacular crecimiento en un plazo muy corto.

Como ha pasado con todas las crisis históricas, siempre surgen oportunidades y lecciones aprendidas que, bien empleadas, aseguran la evolución y progreso.