Vivir sin internet en tiempos de Coronavirus

Más de 4.000 millones de personas en el mundo no tienen acceso a internet

Navegar por internet es una acción cotidiana, pero no para todos los pobladores de La Tierra, son miles de millones de seres humanos que viven sin acceso a la red de redes. Esta desigualdad conocida como brecha digital afecta al llamado tercer mundo.

Según la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), organismo de Naciones Unidas para la comunicación y las nuevas tecnologías, solo el 51% de la población mundial está conectado, en Europa y Norteamérica más del 85%, pero en el caso contrario menos del 40% en regiones pobres.

Las razones que explican la desigualdad en la conexión a Internet están relacionadas con la falta de recursos económicos: muchos países no disponen de una infraestructura de telecomunicaciones  adecuadas. Otra de las carencias es la falta de inversión en personal cualificado que sepa gestionar y hacer funcionar los equipos de nuevas tecnologías y, sobre todo, transmitir el conocimiento y habilidades tecnológicas a otras personas.

La desigualdad en el acceso a Internet tiene consecuencias en el desarrollo social y económico en la población de un país. El 90% de las personas que no tienen acceso viven en países en vías de desarrollo. Y más del 60% vive en la región de Asia-Pacífico y el 18% en África.

Para luchar contra esta brecha digital, organismos internacionales impulsan programas de alfabetización digital para enseñar el uso de Internet, y mejorar la calidad de vida, hoy tan fundamental con la pandemia que nos asola a nivel mundial. Por otro lado, gobiernos, empresas y organizaciones de la sociedad civil también trabajan para reducir las desigualdades en el acceso a la red, Un ejemplo digno de alabar es la Alianza para un Internet Asequible (A4AI), cuyo principal objetivo es que la banda ancha sea asequible  para todos, y lo que es más importante romper con los prejuicios sociales que marginan a la mujer.

 

 

 

 

 

close

¡Suscríbete a Nuestra Newsletter!