Teletrabajo, luz verde al decreto ley que lo regula

Con el valioso aval de patronal y sindicatos mayoritarios, el Consejo de Ministros ratifica la normativa sobre Teletrabajo

El decreto ley entrará en vigor dentro de 20 días, una vez que se convalide en el Congreso, se tramite como proyecto de ley, y posiblemente con alguna modificación que pueda sufrir. “Esta norma nos coloca a la vanguardia de las legislaciones europeas”, anunció la ministra de Trabajo después de reconocer que la COVID-19 ha acelerado la aprobación de la ley.

El texto del decreto ley ha tenido en cuenta las reticencias de la patronal CEOE, sobre la aplicación  de la nueva regulación para las miles de empresas que han decidido durante la pandemia que toda o parte de su plantilla teletrabaje, ante las medidas restrictivas para luchar con la COVID-19.

Otro escollo para la patronal, está relacionado con la adaptación a la nueva norma, por parte de empresas que llevan tiempo favoreciendo el teletrabajo; se ha solventado con un plazo de uno y tres años para los acuerdos colectivos previos sobre esta cuestión que no tiene límite en su vigencia.

La ley resta competencias a las empresas en su capacidad de organizar el trabajo en sus negocios y deja sin efecto otras como la de despedir a los trabajadores que de forma voluntaria se acojan al teletrabajo pero no se adapten y soliciten el regreso a la oficina.

El trabajo a distancia será voluntario y reversible tanto para la persona trabajadora como la empresa, y no supondrá menoscabo para quién lo realice en cualquier condición como la retribución, la formación, la promoción profesional, la estabilidad en el empleo o el tiempo de trabajo.

Los empresarios, han respaldado por unanimidad la ley negociada confiando en que permitirá avanzar  de manera ordenada en esta modalidad de trabajo. Por parte de los sindicatos mayoritarios han destacado la parte positiva de la ley que es positiva, aunque deberá completarse poco a poco con nuevas medidas.