Mirni, la Mayor Mina de Diamantes a Cielo Abierto

Junto al Polo Norte, existe un enorme agujero de un kilómetro de diámetro, es la mina de diamantes más grande del mundo fuera de Africa. 

En una inhóspita región con temperaturas a 50 grados bajo cero, los rusos extraen los diamantes en la zona más fría de Siberia. Yakutia es la república más grande de Rusia, habitada por apenas un millón de habitantes. El suelo está cubierto de nieve durante nueve de los doce meses del año. La mina tiene una enorme procesadora que “lava” 750 toneladas de mineral a la hora, que elimina los grumos de arcilla, desde donde pasan a la labor de refinado de diamantes.

En los años cincuenta, geólogos de la extinta URSS, descubrieron kimberlita. Inmediatamente Stalin impulsó la explotación minera. Fueron los trabajadores que se fueron asentando en el entorno de la mina los que conformaron la ciudad, de los que hoy trabajan 35.000. Los mineros, pasan un análisis médico rutinario antes de su turno diario. Es un trabajo muy solicitado a pesar de que ya no tiene las prebendas de otras épocas, como primas, complementos salariales y descansos en residencias vacacionales, aún así sigue siendo un trabajo muy demandado.

La empresa rusa de control estatal Alrosa, es la mayor compañía de diamantes más grande del mundo, y también posee otras minas más cercanas al Círculo Polar en las que hay que extraer los diamantes con dinamita. La ciudad de Mirni llega justo hasta los pies del gran pozo de 1200 metros de diámetro y más de 500 metros de profundidad, siendo de las más profundad del mundo, adentrándose en el permafrost como un gigantesco sumidero.

LEER  El Temerario Futuro de Primark

La mina cuenta con guarderías para los hijos de los trabajadores, financian centros culturales, instalaciones deportivas, hoteles y hasta una línea aérea, con todos estos servicios los puestos de trabajo son codiciados en este páramo helado y es el motor de la ciudad en una tierra tan inhóspita