Línea de Fuego Resumen del libro

Arturo Pérez-Reverte

En un caluroso julio de 1938, miles de jóvenes se enfrentan en la trágica batalla del Ebro. Los nombres de tantos jóvenes no se recuerdan, pero sus penurias y cuanto les sucedió, forma parte de nuestra memoria colectiva.

Fue la noche del 24 al 25 de julio del año 1938, la XI Brigada Mixta del ejército de la República de España, cruza el río con la intención de habilitar una cabeza de puente en Castellets del Segre. En las proximidades del pueblo, medio batallón de infanteria, un tabor marroquí junto a una compañía de la Legión, se encargan de la defensa en la zona.

Es el punto de inicio de una de las batallas más terrible, sangrienta y cruda de las libradas en suelo español, es la batalla del Ebro.

Con su pormenorizada y magistral redacción, mezclando datos históricos y testimonios  personales con ficción, el autor nos sitúa a los lectores con un realismo que sobrecoge, entre aquellos jóvenes voluntarios o forzosos, que lucharon en los diferentes frentes de batalla de la Guerra Civil.

Sus nombres no son los que recuerda la historia, pero en cuanto a los  sucesos de aquellos días resuenan en las páginas de este libro y permanece con todo su dramatismo en la memoria de todos.

LEER  Yo, el rey de Pilar Eyre

El autor como nos tiene acostumbrados a sumergirnos en su obra, nos lleva a la cruda realidad de una novela que no trata de la Guerra Civil, sino de las personas que la protagonizaron y lucharon en ella, es en definitiva la historia de padres y abuelos de un gran número de españoles de hoy.

Son 680 páginas de un relato de una parte de  nuestra historia, que Pérez-Reverte, lo transforma en un libro para meditar y de alguna forma evitar que episodios de esa naturaleza se vuelvan a repetir. Su maestría con la pluma nos hace ver la sinrazón y el heroísmo, el horror y la piedad, de algo que nunca debió ocurrir.