Las Profecías del Fin de los Días de José Antonio Rodríguez

 

 

 

 

 

 

 

 

Las respuestas a los poderes en la sombra que gobiernan el mundo, es la realidad de lo que nos invade en estos momentos

Una mezcla de misterio, poder, intriga, traiciones y erotismo, es el cóctel que ambientado en la España actual, nos atrapa desde la primera hasta la última página. El autor dibuja unos escenarios cotidianos y perfectamente ambientados en zonas y poblaciones que reflejan el trabajo de campo realizado para situar las escenas y pasajes de la obra.

El relato comienza con la amnesia que sufre tras un accidente un poderoso mafioso, que de cara a la mojigata y aborregada sociedad en la que vivimos, es venerado, odiado y temido al mismo tiempo, Venerado por esa sociedad carente de valores, y que solo tiene  como referente al poderoso, aún a sabiendas que su fortuna y su altísimo nivel de vida, es cuando menos criticable y  reprobable aunque se intuye que su riqueza no viene de negocios “limpios”. Odiado por los envidiosos que les gustaría ejercer en la organización todo el poder, que en estos momentos él posee. Temido por sus adversarios y todo aquel que intenta hacerle sombra, y por todos los que le conocen, por que en el fondo su omnímodo poder lo ha conseguido, a base de execrables crímenes y asesinatos a sangre fría.

LEER  Diseño de proyectos de atención a la infancia de Juan Gabriel Ramos

Su narrativa es natural y sin diálogos que puedan molestar o herir la sensibilidad de personas, aunque por su ambientación el hilo conductor y el principal personaje, el autor no puede poner en situación al lector, salvo que el presentador del libro lo haga públicamente. De aquí que se haya optado por personajes ficticios, que guardan similitud con la realidad de la sociedad actual y la corrupta política que nos gobierna bajo un halo de buenísmo, pero que nos conduce irremediablemente a la hecatombe.

El autor nos desnuda la verdad de lo que está ocurriendo y las profecías, que lejos de no cumplirse, están dando la razón a los que predijeron el futuro desde el choque de civilizaciones hasta la manipulación de la sociedad por personas que escapan al control y conocimiento de la opinión pública; creando un mundo feliz somatizado como predijo Aldous Husley.