La Pandemia ha Cambiado Nuestros Hábitos

La Covid-19 está cambiando el mundo a una velocidad vertiginosa

Muchos cambios ya se han convertido en hábitos que hemos asumido en un espacio tan corto que de otra forma, hubiera llevado consolidar estos cambios una generación. Los cambios producidos tanto en el trabajo, el ocio, el consumo y nuestra forma de relacionarnos. A medida que decaían las restricciones y se volvía a la normalidad, lejos de volver a los antiguos hábitos, los hemos desplazado para continuar con estos conceptos que ya forman parte de la normalidad.

Esto ha el paso definitivo para que multitud de consumidores perdieran el miedo a la compra digital, la facilidad, rapidez y evitar el desplazamiento para adquirir cualquier producto, son las claves de fidelización a través del canal online.

Antes de la pandemia se estaba implantando el comercio electrónico y la comunicación digital, y con su llegada se ha multiplicado, que ha supuesto un avance de al menos cinco años, y lo más importante es que ya no solo los llamados “millennials”, se han apuntado, sino que también los jubilados han adoptado este cambio. En el final del siglo pasado era impensable que una mujer comprara un artículo de vestir, ya sea vestido, pantalón, zapatos…..sin probárselo ni tocarlo entre sus manos, hoy eso es obsoleto, existe una cada vez más numerosa legión de compradoras que todo lo adquieren por internet.

LEER  La Importación de Frutas que Destruye la Agricultura Española

Es un indicativo de que estos cambios han venido para quedarse, ya que las marcas de moda y lujo, han abierto la vía para las compras por impulso a través de las redes sociales. El sector de alimentación es otro que ha visto como tenían que ampliar su servicio por la red, ante la avalancha que le ha supuesto la compra online.

Y otra de las tendencias llamativas del cambio de comportamiento, es que nuestros hábitos de convivencia también ha sufrido cambios, ya que pasamos más tiempo en casa, haciendo vida más familiar.