La Educación en Tiempos de Coronavirus

Según el informe publicado por la Unesco, a finales de marzo hay más de mil quinientos millones de estudiantes afectados

El informe realizado por la Unesco, da a conocer que el 89,4% de los estudiantes de 184 países, que suponen algo más de mil quinientos millones de todos los niveles educativos han sufrido debido al COVID-19, la suspensión de su actividad educativa, aunque en algunos de estos países la actividad ha continuado a distancia.

Los consejos que lanzó con celeridad son lineamientos generales:

seguir las recomendaciones de las autoridades y adaptarlas al contexto concreto; contar con la comunidad educativa, esto es contar con las APAS, para fortalecer el clima escolar; mantener una comunicación fluida, ayuda a mantener alejada la difusión de rumores y clarifica las fuentes fiables de información; frenar la posible discriminación de comunidades estigmatizadas, por causa de la pandemia; dar soluciones innovadoras a través de la educación no presencial, con una planificación adecuada a la edad, status familiar o capacidad del profesorado; y dar sensación de calma, recordando que en las situaciones complicadas es donde se ponen a prueba la capacidad de impacto que tienen las instituciones educativas.

Ante la crisis global desatada por la transmisión del virus, las acciones a nivel global están convergiendo. Más allá de las medidas sanitarias propiamente dichas para el ámbito educativo, los países han focalizado sus esfuerzos en garantizar la continuación del aprendizaje, evitando en la medida de lo posible las interrupciones.

Las medidas tomadas como la introducción o ampliación de algunas modalidades existentes de educación a distancia, han proporcionado plataformas en línea listas para utilizar, estimulando a profesores y administradores escolares a usar estas aplicaciones para generar y difundir contenidos educativos a través de canales televisivos, así como otros medios de difusión, de los que hoy disponemos y hasta ahora no se habían utilizado ni haber sacado el rendimiento óptimo.