El E-Commerce la salida hacia el futuro de la tienda tradicional

El 30% de españoles ya hace su compra online

Según el IV Observatorio sobre Comercio Electrónico y Alimentación de Asedas, la patronal de los supermercados, que agrupa a una parte importante de las grandes cadenas de distribución, ha concluido con la recomendación de potenciar la venta online, ya que desde la pandemia, su crecimiento ha generado un increíble aumento de la venta por este canal.

Aunque el ecommerce ya presentaba tendencia al alza antes de la pandemia, hay datos contrastados que muestran su gran crecimiento durante los meses de confinamiento y que esta herramienta ha llegado para quedarse con más fuerza que nunca. Y lo más importante de los cambios de hábito en el consumo, es que esta forma de comprar favorece no solo a la gran empresa, sino también al pequeño comercio, ya que tiene la oportunidad de continuar ofreciendo sus productos y servicios de una forma más económica y al mismo tiempo ampliar su cartera de clientes.

De esta manera, el ecommerce es una herramienta de ayuda a grandes empresas, pymes y autónomos que cuenta con soluciones adecuadas a cada necesidad específica, ya que a la hora de vender online podemos elegir diferentes opciones, como la venta a través de un canal propio, que permite la presentación de productos en nuestro contexto y dar a conocer al usuario toda la gama, evitando intermediarios.

Se puede hacer mediante un marketplace, que tiene un plus de visibilidad y posicionamiento para el negocio, ya que cuentan con una estrategia SEO optimizada y un público más amplio. Y podemos implementar un modelo mixto entre los dos canales para optimizar ventas y llegar a una mayor penetración.

Es muy importante crear una página web con un diseño que nos proporcione una buena experiencia digital, para continuar con el negocio, asegurando y centrándonos en la calidad y funcionalidad de nuestro ecommerce, no ya con alcanzar al usuario, sino también de captarlo y fidelizarlo.