El dominio mental de Pedro Baños

El autor es especialista en geopolítica, estrategia, defensa, seguridad, terrorismo, inteligencia y relaciones internacionales.

Pedro Baños, coronel del Ejército de Tierra y diplomado de Estado Mayor, en situación de reserva. Fue Jefe de Contrainteligencia y Seguridad del Cuerpo de Ejército Europeo en Estrasburgo. Participando en misiones en Bosnia y Herzegovina.

Con “El dominio mental”, nos describe el control mental y social como herramienta de poder,  para qué sirve y cómo se controlan las poblaciones. El autor dirige su atención en este nuevo libro a las técnicas que el poder utiliza para controlar nuestras emociones, porque quien consigue controlar las mentes controla el poder.

Manipulación cultural y psicológica

Baños aborda un inquietante futuro desde múltiples perspectivas: la manipulación cultural y psicológica, la deformación de las voluntades personales, el control de la información y también las posibilidades que se abren con la evolución y transformación de las neurotecnologías, y con la inteligencia artificial aplicada en todos los campos, incluido el militar, para controlarnos.

Nos describe cómo es el control mental y social como herramienta de poder. Qué es el dominio mental, para qué sirve y cómo se utiliza para el control de las poblaciones. Técnicas que el poder utiliza para controlar nuestras emociones, porque quien consigue manejar las emociones tiene la posibilidad de condicionar las decisiones de las personas. El poder, como estructura de control de la masa, no ignora que esta es manipulable por medio del contagio sugestivo, ni que tiene sed de sometimiento y demanda ilusión, fantasía y afectividad. Para lograr este dominio mental existen técnicas muy sofisticadas, como el adoctrinamiento repetitivo, el control de la información y las comunicaciones, la anulación del sentido crítico, el refuerzo de las dependencias grupales y emocionales, la modificación y restricción de la dieta, y la despersonalización. Estas acciones son mucho más sencillas gracias a los avances tecnológicos, y lo serán aún más a corto plazo, lo que permitirá que los poderosos logren el dominio absoluto de las poblaciones.

LEER  Maten a Duarte de Catalina De Elías