Como llegó Will Smith a convertirse en el príncipe de Bel-Air

Una deuda millonaria y sin experiencia fue el impulso que necesitó para conseguir el papel principal de la comedia

Will Smith, se consagró como uno de los actores más carismáticos de Hollyw0od, el actor sorprende día a día con su compromiso con el medio ambiente; sin embargo no siempre fue así. Solo hay que echar la vista atrás y ver como llegó a “El príncipe  de Bel-Air”.

Hasta entonces habia sido cantante y no supo gestionar su dinero, ganado con su amigo Jessy Jeff, con el que formó el grupo de hip-hop DJ Jazzy Jeff & The Fresh Prince. Juntos ganaron un Grammy por la canción Summertime y su disco triple de platino. Gano muchísimo dinero, pero no supo ni hubo un buen asesor que le ayudara, y no supo gestionarlo.

Todos sus ingresos los dilapidó en coches y ropa cara y sin tener en cuenta que tenía que pagar impuestos. Reconoció que tenía una deuda tributaria de casi 3 millones de dólares. Se llevaron todo lo que tenía y me quedé en bancarrota, el fisco se quedó con el 70% de cada cheque que recibió durante las tres primeras temporadas de la mítica serie.

Llegar hasta el éxito no fue fácil, hasta que conoció a Benny Medina, que a su vez le presentó al productor Quincy Jones. Will se presentó en la oficina de Quincy y realizó una prueba improvisada, cuando terminó la audición todos estaban aplaudiendo. Con el paso del tiempo Will Smith aseguró sentir vergüenza al recordar sus primeras actuaciones, como fue su primer papel y estaba concentrado en tener éxito, se aprendió todo el guión, incluso las frases del resto de personajes.

Los propios ejecutivos de NBC casi lo despidieron por que pensaban que era un malísimo actor y que no tenía futuro en la interpretación. Por suerte para él, los creadores de la serie convencieron a la cadena del potencial del que había sido hasta entonces cantante.

 

close

¡Suscríbete a Nuestra Newsletter!