Autorizada la apertura de colegios de 0 a 6 años

Las comunidades autónomas rechazan esta medida

La hoja de ruta para el próximo curso escolar 2020/21, será desarrollado por un grupo de trabajo, que su composición aún no ha sido aclarada, y abordará todos los aspectos, como la organización escolar adaptada a las actuales circunstancias, programación didáctica de cursos, dotación tecnológica y seguimiento, así como apoyo de la actividad lectiva a distancia.

Estos aspectos deberán contemplarse en tres escenarios: normalidad,distancia o rebrote. Son tres escenarios a tener en cuenta en los planes de actuación  y trazarán la hoja de ruta. Cada aspecto debe contemplar los tres escenarios, esto es desde una presencialidad absoluta a la imposibilidad de enseñanza presencial, pasando por otro semipresencial, que parece el más probable.

En todos los supuestos será necesario adaptar las programaciones de los cursos, áreas y materias para prestar especial atención a las competencias fundamentales, y para recuperar los déficits ocasionados por la importante alteración, por la suspensión educativa del pasado marzo.

Entre las medidas que son necesarias llevar a cabo son la optimización de los espacios, cumplir las normas sanitarias y garantizar la continuidad de la formación, incluso modificar la asistencia de estudiantes en días alternos para que las aulas no superen la capacidad de 15 alumnos por clase.

También hay que dotar a los centros de equipamiento sanitario e higiénico, para todo el personal y alumnados, implantar protocolos de movilidad para acceso y salida del centro. Programación de contenidos y actividades educativas adecuadas para la enseñanza a distancia y online. Plan de escenarios que contemplen un rebrote que obliguen a volver a un periodo de confinamiento, con lo que se hace necesario la previsión de “eventual evaluación a distancia de partes del curso”.

El ministerio ha autorizado a las comunidades autónomas a organizar actividades voluntarias de apoyo y refuerzo para alumnos que lo necesiten. Lo que no consideran viable es la medida de abrir los centros de infantil para alumnos de 0 a 6 años, cuyos padres deban trabajar de forma presencial.