No Hay Honor Más Absurdo que Ser el “Más Rico del Cementerio”

En la bolsa y en los negocios, cuando se habla de pérdidas es falso…..simplemente unos pierden y otros ganan

 

Todas las crisis, tienen el mismo comportamiento, tienen un denominador común, y es que es imprevisible. Y es en esa circunstancia donde se encuentran los beneficios los jugadores con ventaja, es decir, aquellos que disponen de información privilegiada y/o tienen los medios y capacidades suficientes para provocarla.

Y estos mismos que la fabrican a su antojo una crisis son los que de alguna manera llegan a los grandes fondos de inversión, a las empresas de calificación y a las cadenas de medios de comunicación auténticos expertos en manipular a la opinión pública con noticias tendenciosas. El botón de abrir y cerrar, está en manos de pocas personas como siempre ha pasado.

Suelen ser los altibajos y sorprendentes caídas y recuperaciones, las que unos pocos privilegiados aprovechan para incrementar su patrimonio, y que en algunos casos no se puede realizar operaciones en nuestras sencillas calculadoras para averiguar su patrimonio. El secreto es simple, comprar barato para vender caro; cuanto mayor sea la inestabilidad, cuando los cambios sean más bruscos, tanto al alza como en la caída, más beneficios para esos privilegiados grupos que siempre venden antes de una caída, y siempre se adelantan comprando anticipándose a la subida.

Cuando escuche que todo está muy mal, y que va a peor, seguro que la subida está próxima, pero a pesar de todo acabará perdiendo, igual que si de una tragaperras se tratase, al final la banca siempre gana.

LEER  Retos de la industria gráfica tras el impacto de la COVID-19

De cualquier manera si quiere invertir, hágalo en su familia y en usted mismo, mejorando su calidad de vida, seguro que no se equivocará, y en el peor de los casos “Que le quiten lo bailao”. A pesar  de  todo si sigue pensando en invertir, hágalo dejándose aconsejar por expertos. Por que la vida son cuatro días y no hay título más Kafkiano, que ser el residente más rico del cementerio