Cómo se juega al Ajedrez: Origen, Reglas y sus Beneficios

Uno de los juegos clásicos que no pasan de moda, aunque gracias a Netflix y su nueva serie, Gambito de Damas, muchos han aprovechado para volver a engancharse.

Origen del Ajedrez

Su origen es una incógnita, ya que los historiadores en lo único que están seguros es que nació en Asia

Para unos su origen es chino, y su invención la leyenda dice que fue el comandante Han Xin, en las postrimerías del año 200 A.C., para representar una batalla concreta, sigue siendo muy importante en la cultura china, aunque cayó en el olvido y volvió a aparecer con nuevas reglas en el siglo VII D.C.

En cambio para otros sus raíces son Indias o Persas y su denominación primitiva era “Chaturanga”, y fue en el siglo VI, donde se convirtió rápidamente en un juego muy popular que se extendió por toda Asia. A Europa se cree que llegó entre los siglos VIII y X, aunque su actual forma de jugar no fue hasta el siglo XV.

El Primer Campeonato Mundial, se celebró en 1886 y el campeón fue Wilhelm Steinitz. Hasta la primera mitad del siglo XX, las reglas del juego eran dinámicas y a partir de la segunda hubo una revolución con las bases de datos y distintos métodos de preparación y estrategias de los jugadores.

LEER  Repaso a la vuelta al "cole", pos COVID-19 ( I )

Reglas

Las reglas no son en exceso complejas y para aprenderlas bien es necesario practicar y jugar muchas partidas, se juega sobre un tablero que está compuesto de 64 espacios en color blanco y negro por donde se desplazan las piezas que son 8 peones, 2 torres, 2 caballos, 2 alfiles, 1 Dama y el Rey, tanto blancas como negras.

El objetivo del juego es dar jaque mate al rey contrario, aunque se puede producir un empate denominado tablas, que es acordado por los jugadores. Las aperturas más populares que son el inicio del juego, según el movimiento efectuaremos una de ellas, de las cuales las más populares son la Apertura Española, la Defensa Siciliana o el Gambito de Dama.

Beneficios

Es un juego que ayuda a mejorar la creatividad, incrementa la velocidad lectora, potencia la memoria y ayuda al jugador a resolver problemas, es un juego didáctico y son cada día niños pequeños los que lo practican, ya que es un deporte que ejercita la mente, a la vez que hace pensar al jugador, cada día está más extendida su aprendizaje en los centros de enseñanza.