Las pequeñas y medianas empresas están cada vez más preocupadas por la digitalización corporativa

Según la consultora tecnológica española Vanadis de cara a la impacto actual y próximo del Covid-19, más del 79% de las empresas españolas no están preparadas para seguir operando. El principal obstáculo parece ser la falta de recursos para adaptarse a su negocio.

Los emprendedores encuentran tres obstáculos principales para llevar la digitalización a su negocio. Aunque incluye factores económicos, sorprende que este no sea el motivo principal.

Falta de conocimiento: el 68% de las pequeñas y medianas empresas afirman que el principal motivo es su desconocimiento de cómo adaptar o transformar su negocio. Los emprendedores que han proporcionado negocios de cierta manera no tienen que saber cómo digitalizar el negocio toda su vida. En particular, las empresas tradicionales dirigidas por trabajadores mayores de 55 años tienen la mayor dificultad a la hora de considerar la transformación digital.

Motivos económicos: El impacto más profundo de la pandemia Covid-19 en las empresas son, sin duda, los factores económicos. La crisis ha agotado el capital circulante de las empresas, por lo que la mayoría de las empresas casi no tienen margen de inversión. Sin embargo, los dueños de negocios aún saben que el negocio digital es esencial para sobrevivir a las olas y bloqueos del futuro.

Falta de proveedores: no hay duda de que otro factor que determina la promesa de la digitalización es encontrar proveedores de confianza. Y, como sucede a menudo en cualquier crisis, ha habido mucha ayuda para proporcionar estos servicios, y la legitimidad de estos servicios es cuestionable. Los dueños de negocios han perdido sugerencias de soluciones prácticas en las que se puede invertir. Con estos, el 36% de las empresas dijeron que no están preparadas para desplazarse. Fueron forzados durante su encarcelamiento, pero hasta el día de hoy, todavía no están listos.